jueves, septiembre 07, 2017

CUADERNOS DE CIENCIA FICCIÓN. MODESTO BROCOS. EL PRIMER VIAJE A MARTE ESPAÑOL.


Como ya han podido leer si siguen esta serie de artículos, los viajes espaciales han sido numerosos en la literatura española de ciencia ficción. El astro que se lleva la palma es la Luna con varios acercamientos a ella mediante los mas diversos métodos, desde el sueño hasta las un poco más convencionales naves espaciales, o algo similar a lo que ahora consideramos vehículo espacial.

En el siglo XIX, y anteriores, hemos visto que esta literatura de viajes fabulosos contribuían a concretar una serie de historias que describían civilizaciones y sociedades que traspasaban las inquietudes sociales de los autores a esos mundos imaginarios con la intención de inculcar en sus lectores sus ideas sociales. Tratamos en este artículo del pintor compostelano Modesto Brocos Gómez que publicó una novela acerca del planeta Marte.


EL AUTOR

Nació en Santiago de Compostela en el año 1852 y murió en Rio de Janeiro en 1936. Su vida fue un continuo ir y venir entre América y Europa. Recibió una educación art´stica en Santiago y a la edad de 19 años se trasladó a Buenos Aires y mas tarde a Brasil donde estudió en la Academia Imperial de Bellas Artes y empezó a publicar en el periódico O Mequetrefe. Al volver a Europa en 1877 estudia durante dos años en la Escuela Superior de Bellas Artes de París, y al volver a Madrid continuó sus estudios en la Academia de Bellas Artes de San Fernando. En ese periodo colaboró con La Ilustración Gallega y Asturiana. Mas tarde estudiaría en Italia y continuaría pintando cuadros cada vez con mas relevancia y admiración. En 1890 se estableción definitivamente en Brasil y entró a formar parte de la Escuela Nacional de Bellas Artes como profesor.

Entre sus obras mas conocidas está La Redención de Cam, expuesta en el museo Nacional de Bellas Artes de Brasil, Campesina, Ingenio de Mandioca y Olivano.

El autor tiene su propia calle en Santiago de Compostela como paisano ilustre de la villa.


VIAJE A MARTE.

Esta novela es su única obra de ficción -escribió algún libro mas sobre arte- y se publicó en 1930 en la Editorial Arte y Letras.

El comienzo de la novela es francamente curioso pues se describe la llegada de un viajero, de La Tiera, a Marte en una nave espacial que viene descrita, en elipsis, como un crucero espacial. El viajero desciende de la nave es un espaciopuerto, lo que da idea de que los viajes espaciales son moneda común en esa era, aunque el viajero es el único pasajero de la nave.

En su paseo hacia la ciudad encuentra los primeros marcianos, que son semejantes a los terrestres pero mas bajos. El protagonista, que no es otro que un trasunto del propio Brocos, hace amistad con un personaje que no es otro que una reencarnación del padre Benito Jerónimo Feijóo, autor de El Teatro Crítico. Éste será el encargado de guiar a Brocos por su viaje al cuarto planeta.

Los diversos capítulos se dedican a dar una visión de los aspectos sociales de Marte, que ha alcanzado una utopía muy estable. Las conversaciones con Feijóo explican desde los servicios de higiene, la educación, las leyes, el ejército, Dios o la prostitución institucionalizada.

De la prostitución, que en ese planeta no es tal, se encarga una institución “religiosa” denominada la Hermandad de las Hermanas Humanitarias, que por analogía semejan las ordenes religiosas terrestres. Sin duda es una crítica a sus homólogas terrestres, pretendiendo hacer una diferenciación entre los propósitos de ambas instituciones, resultando mucho más útil la marciana que la terrestre. Esta hermandad es uno de los pilares básicos para el bienestar de la sociedad marciana. El otro gran pilar es el ejército, que se encarga de las labores de cultivo y cosecha de los productos de la tierra. Es, por tanto, un gran cuerpo de ejército dedicado a labores impropias de ese nombre. Sin embargo Brocos concibe la organización de un ejército como buena para las tareas que le están encomendadas, que están muy lejos de ser guerreras.

La utopía marciana se sostiene por tres principios básicos: la libertad de pensamiento y expresión, el comunismo y la abolición de la propiedad de la tierra y la igualdad entre los dos sexos a través de la emancipación de las mujeres.

Una novela curiosa e interesante de leer que puede encontrase digitalizada en la base de datos de la biblioteca nacional.

lunes, agosto 07, 2017

CUADERNOS DE CIENCIA FICCIÓN. AUGUSTO URIBE: EL HISTORIADOR DE LA CIENCIA FICCIÓN EN ESPAÑA





INTRODUCCIÓN.

Presentamos en este artículo a uno de los hombres que mas han contribuido a la investigación historiográfica de la ciencia ficción española.

Conocí a Augusto Uribe, mejor dicho a su alter ego, en la Hispacon celebrada en Zaragoza en el año 2000. Era mi primer acercamiento al fandom después de mi incursión en el mundillo a través de internet en la década de los años 90 del pasado siglo. Uribe estaba, junto con el editor Pedro García Bilbao, en uno de los stands en los que se vendía libros de la editorial Silente, concretamente reediciones de la Saga de los Aznar. Se trataba de una persona muy peculiar con un bagaje cultural y de conocimientos extremadamente alto. Donde estaban ubicados los stands, una sala multiusos de CajaDuero, se exhibían colecciones de monedas que Uribe se encargó de describir metódicamente dando referencias anecdóticas que denotaban sus extenso conocimientos numismáticos. Y así en todo. Sus conocimientos en las mas diferentes materias son enciclopédicos y siempre una fuente fiable de información que, circunscrita a la ciencia ficción española, resulta de un valor incalculable.

BIOGRAFÍA.


Realmente Augusto Uribe no existe salvo como nom de plume del investigador Agustín Jaureguizar Vázquez (Uribe fue el segundo apellido de su padre). Nació en Ferrol, un 18 de julio de 1935, y vive actualmente en Madrid. Es Doctor Ingeniero Civil y estudió además Economía, Periodismo y Ciencias de la Religión (un oximoron en toda regla).

Se define como un «lector impenitente de toda clase de libros» y un aficionado a la ciencia ficción desde que aprendió a leer. Asistente habitual a las Hispacones, alguna que otra Worldcom y Eurocom, ha hecho intercambios con medio mundo, conociendo a infinidad de autores y personas vinculadas a la ciencia ficción.
OBRA
Jaureguizar es uno de las personas que mas sabe sobre ciencia ficción española, sobre todo si nos ceñimos a los textos antiguos y que llegan hasta principios del siglo XX. Es, asimismo, un gran experto en ucronías literarias. En estos dos extensos campos ha basado casi toda su producción investigadora.

Sus primeras críticas y colaboraciones se produjeron en la revista Nueva Dimensión, donde colaboró con Domingo Santos en la selección de autores españoles noveles y mas adelante en la confección de las famosas páginas verdes. Durante los años de existencia de ND, se dedicó fundamentalmente a la crítica literaria dentro de la revista.

Ha colaborado con ensayos en la mayoría de las revistas de género, siendo un asiduo del fancine BEM. El mismo creo la hoja informativa Uribe en 1994, que consistía en un pequeño fancine, en ocasiones un escueto folio, en el que reflejaba novedades del panorama literario español. Posteriormente autoeditaría monográficos bajo el epígrafe de “Apuntes para la ciencia ficción española” y “Cuadernos de Ciencia Ficción”, que distribuía en Hispacones principalmente.

Jaureguizar ha realizado como historiador interesantes artículos acerca de la génesis del movimiento fandom en España, del que él mismo fue un destacado partícipe. Es de los pocos, creo que el único, que ha participado en todas y cada una de las hispacones celebradas desde su primera celebración en Barcelona. Precisamente obtuvo un premio Ignotus por su artículo sobre las primeras Hispacones.

En su investigación dio a conocer a las nuevas generaciones autores como el Coronel Ignotus o el Capitán Sirius, así como la Saga de los Aznar de Pascual Enguídanos. En esa faceta se ha mostrado como un consumado buscador de historias de la proto-ciencia ficción española, rescatando autores ignorados. Sus investigaciones en la Biblioteca Nacional han dado sus frutos y ha dado a conocer verdaderas curiosidades que prácticamente eran desconocidos. Hay que tener en cuenta que la investigación universitaria ha ignorado de forma masiva el género y sólo gracias a estos y otros investigadores “civiles” podemos tener ahora una panorámica mínimamente lúcida de lo que ha sido el género en España, sobre todo a principios del siglo XX y el siglo XIX.

Muchas de las aportaciones y estudios de Jareguizar pueden leerse on line en su página web titulada La WEB de Augusto Uribe en la dirección http://www.augustouribe.com


He de reconocer desde estas líneas que mis propias investigaciones, que les ofrezco en estas líneas, son resultado de mi admiración por la labor de Agustín Jaureguizar que me ha enseñado a gustar de esas historias antiguas que tan lejanas nos parecen ahora mismo.

Como reconocimiento a su labor investigadora recibió el premio Gabriel de la Asociación Española de Fantasía Ciencia Ficción y Terror en el año 1991.

En su web se puede encontrar mucha información acerca de los trabajos realizados por Augusto Uribe. http://www.augustouribe.com/